Corazones de jengibre

Galletas hechas con amor

Buenas tardes.

¿Qué tal? A lo mejor ya estás cansad@ de todo el jaleo que acompaña al día de San Valentín. El 14 de febrero se ha convertido en una fecha marcada en ROJO en los calendarios mundiales. Todos los escaparates llenos de corazones, rosas y globos obligatoriamente de color ROJO, nos lo envuelven todo muy bonito y exageradamente romántico.

Ese día, sin embargo, tiene una doble cara: por un lado es el día de los enamorados lleno de alegría, pero desde otra perspectiva las personas que no tienen pareja pueden sentirse agobiadas, tristes o frustradas y tendrán que afrontar varias emociones negativas en estas fechas. Así que a mí personalmente me gusta más la idea colombiana de Día de Amor y Amistad (Según Wikipedia en Colombia se celebra Día del Amor y la Amistad o Día de Amor y Amistad  el tercer sábado de septiembre).

De todas formas, si todavía te apetece preparar algo “with love” (con amor), hoy te traigo estas deliciosas galletas de jengibre. Para ti, para tu pareja y para todos tus familiares y amigos. Estos corazones tienen su carácter y huelen a uno de los perfumes más exquisitos y exóticos. Hay veces que los regalos más caros no son los mejores y los detalles que están hechos a mano son realmente especiales porque los has hecho con todo tu cariño. Además el camino más corto para llegar al corazón pasa por el estómago…

corazon-de-jengibre

 

Ingredientes:

-300 g de harina de trigo

-200 g de mantequilla fría

-80 g de azúcar glas

-2 yemas de huevos

-20 g de especias molidas (mezclar: canela, jengibre, nuez moscada, vainilla)

-una cucharadita de cacao en polvo

-dos pizcas de bicarbonato

-una pizca de sal

 

Preparación:

En un bol mezcla la harina tamizada, el azúcar,  el bicarbonato, las especias, el cacao, una pizca de sal. Después agrega la mantequilla fría cortada en taquitos, añade las yemas  y mezcla hasta tener una masa homogénea (con las manos). Cubre la masa con el film transparente y deja reposarla en la nevera durante 40 minutos. Transcurrido este tiempo, espolvorea un poco de harina en una superficie lisa y coloca un cuarto de la masa encima. Estírala con un rodillo hasta tener medio centímetro de espesor. Corta la masa con moldes de corazón y colócalos sobre una bandeja forrada con papel de horno. Introduce en el horno precalentado a 180ºC durante 10-15 minutos (hasta que las galletas estén doradas). Retíralas con cuidado (ya que están muy delicadas y crujientes) y deja enfriar antes de servir.

¡Que lo disfrutes a tu manera!

María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s